Los problemas crecen…

Esta tormentosa Semana Santa, nos estaba dando un respiro para recolectar las 92 cajas y 550 kilos de besos que buscan una nueva casa en la vuestra.

Aparte de la incomodidad de cosechar con el chirimiri que nos ha acompañado en la finca toda la semana, estas tormentas llegan en el peor momento posible. Los árboles están en plena floración y las abejas llevan casi una semana sin volar por causas meteorológicas.

Para hacerlo peor, la intensa lluvia adelanta la caída del pétalo (gota vs pétalo es una torta que suele ganar la gota), lo cual hace la flor restante menos interesante para la abeja despistada.

Y hoy se abrió el cielo. Lleva casi cuatro horas lloviendo torrencialmente. Aparte de poner en peligro la cosecha que viene, el agua torrencial escurre muchos de los fertilizantes que se usan este mes con el fin de dar al árbol la energía para alimentar el nuevo fruto. Al menos no hace viento porque la tierra está tan empapada y blanda que se corre el riesgo de que algún árbol caiga por viento.

Y el colmo ya es que estamos en un valle que escurre el agua de las montañas circundantes. El barranco que da salida a ese agua rodea nuestra finca y ha cortado el acceso a ella. Sólo nos queda esperar que amaine y que mañana deje de bajar el barranco y permita el acceso a la finca para comprobar que no ha habido daños por la humedad a los paquetes y que el mensajero pueda llevárselos en dirección a vuestras casas.

Mantendremos los dedos cruzados y os informaremos puntualmente del estado del envío.

#BesosNaranja

Un poco más de información

Muchos nos preguntáis y otros os preguntaréis si de verdad enviamos gratis o cómo podemos hacerlo, quizá es momento de dar unas pinceladas a qué tenemos en mente para el futuro.

La respuesta a las anteriores preguntas es que sí, es tan real como que las mandarinas de zumo están tan maduras que se están cayendo del árbol sin hacer bien a nadie.

Al plantearnos esta iniciativa partimos de dos principios básicos:

  • No compartimos una visión pesimista de la situación, nos ha ido mal pero si no hacemos nada nos irá peor, tomémoslo como un aviso y convirtámoslo en un motivo para hacer cosas nuevas, divertidas y positivas.
  • No podemos competir con las grandes superficies en vender fruta, las más de las veces todos acabaremos yendo a una gran superficie a comprar fruta y verdura, simplemente es más fácil y barato.

Lo anterior no son principios excluyentes, si se puede traer una naranja del fin del mundo y que sea más barata que la que nosotros producimos, que así sea. Hasta que tengamos los medios para cambiar un sistema que lo permite jugaremos con sus reglas, pero eso no quiere decir que sus reglas nos obliguen a perder el juego. Los buenos jugadores de póker lo son porque sacan el mejor partido a las cartas que les dan, sean buenas o malas.

Con eso en mente revisamos nuestras cartas y vemos que la naranja es una carta que no vale en la jugada porque la baraja está llena de ellas, sin embargo tenemos cartas únicas. La preocupación, cada vez mayor, del público por un mundo sostenible, el lugar donde producimos esa naranja, la cultura que lleva asociada, el maravilloso clima cuando la naranja está en flor y madura. Éso no puede traerse de la otra punta del mundo, eso lo hemos de disfrutar aquí.

Así las cosas, podemos jugar esas cartas de forma que alrededor del cultivo de la naranja y el entorno donde las producimos creemos diversión, emoción y cultura sostenibles.

¿Y si os ofrecemos disfrutar de un día distinto de fallas sostenibles (¡ríete tú del Burning Man! :)) con sol y cielo azul para disfrutar de los placeres culinarios del valle donde se cultivan las naranjas, disfrutar las rutas alrededor y, cómo no, aprovecháis para llevaros unos besos a casa para recordar ese día una semana más?

O asistir a un concierto sostenible en el parque cercano, aderezado por el olor a azahar de una noche de Semana Santa, precedido de una ruta a caballo por el valle y ¡os lleváis las naranjas!

Y mientras tanto puedes seguir recibiendo tus naranjas en casa para recordar esos días.

Entregar frutas online de por sí tiene sus retos si lo miras desde un punto de vista sostenible. Nosotros mismos estamos aprendiendo sobre la marcha. Un ejemplo producto de la velocidad: las mallas que usamos para enviar nuestras naranjas son de algodón orgánico, pero al mirar detenidamente vimos que son made in china. ¡Nos dábamos de cabezazos en la pared! ¡Y habíamos comprado 100! Ya corregiremos eso con el tiempo y con el aprendizaje.

La logística en sí es un reto, y queremos aprender de este ejercicio, si la gente ha de comprar 20 kg para que los gastos de envío sean razonables, mucha gente se echará atrás, pero si hacemos envío más discretos, el coste por envío echará atrás a mucha gente, por no hablar que envíos pequeños no son eficientes en términos de CO2. Ergo tenemos dos puntos aparentemente irreconciliables que resolver.

Hemos de experimentar con la logística, nuestra aproximación de acumular pedidos para hacer envíos grandes cada par de semanas es sólo parcial, hemos de ir más lejos, usar redes sociales, logísticas mixtas de larga distancia vs última milla, quizá reinventar alguna rueda, aprender de ello y de lo que han hecho, colaborar con iniciativas que compartan nuestro enfoque y seguir adelante.

Y éste es el pequeño resumen de hoy. La lista de tareas que mantenemos en evernote como método de brainstorming es casi tan larga como la de pedidos pendientes… Y estamos en campaña… ¿Deberíamos dejar a nuestros políticos sin besos? hmmmm Se nos ha ocurrido una idea 😀

Messing up

Hay dos formas de cagarla…. saber demasiado o saber demasiado poco. Ayer tuve el dudoso honor de experimentar las dos.

Llevaba casi una semana preguntándome porqué los botones sociales de nuestro sitio no funcionaban. La barra lateral que muestra nuestra actividad en redes sociales mostraba la actividad en Instagram, pero un par de huecos vacíos para Twitter y Facebook. Para hacerlo peor, juraba por mis naranjas que había visto un caso en que había visto correctamente el contenido de FB y Twitter en el móvil de Punk.

Por más vueltas que le daba a la configuración, no había manera. Y mira que lo del IT debe ser lo mío. De hecho es más lo mío que lo de las naranjas… El día que invente el NaaS (Naranjas as a Service) sus vais a enterar… 🙂 Prometo que estoy en ello.

El caso es que no había forma e hice lo que cualquier programador desesperado después de tomar demasiado café… Ir a slashdot. Pues no, tampoco, salvo un paisano que decía que a él le pasaba algo parecido y alguien que le sugería que mirara sus opciones de seguridad.

Bah, ¡va a ser eso!… Si tengo instaladas tres capas de sistema anti tracking y anti anuncios…

¿O sí va a ser eso? Pues sí va a ser eso… ¡Por listo! ¿A FaceBook y a Twitter les vas a quitar tu sus anuncions y trackers y esperas que encima te enseñen su contenido? Pues va a ser que no… Primer no-problema resuelto, sólo me llevó una semana de mi vida y el único culpable fui yo por listo.

Segundo problema, la floración de nuestros besos para el año que viene está muy retrasada y los árboles no consiguen el color que debieran a estas etapas del año en las que consumen energía como si no hubiera mañana creando los frutos que comeremos el año que viene. Esta fase es critica, porque sin una buena floración y posterior cuajado de los frutos, la cosecha del año que viene será pobre.

Sin embargo este año aumenté la dosis de fertilizante ya que era consciente que el año pasado me quedé corto. ¿Cómo podía ser que más fertilizante diera peores resultados?

Entre pitos y flautas llevaba casi mes y medio de retraso de la floración, y no es por envidia de mi primo que tiene el huerto al lado, pero esto era ya personal. Curiosamente uno de los cinco bancales del huerto presenta un aspecto espectacular…

Revisado todo el sistema de riego por si hubiera alguna fuga… El abono orgánico que usamos en esta temporada es conocido por obstruir filtros… podía ser que el filtro se estuviera obstruyendo demasiado a menudo… Nada.

Pruebas de riego de todos los bancales… nada, eso sí, poca presión.

A la vuelta de comprobar el riego en un bancal, paso por otro y oigo el inequívoco silbido de agua saliendo de los goteadores. hmmmm No es ése bancal el que se está probando. Llego al distribuidor de agua, cierro el grifo de ese bancal y, por arte de magia sube la presión de riego y todo es maravilloso.

Ergo el bancal hermoso y brillante lo era porque se estaba pimplando su parte y la mitad de los otros cuatro. En total, recibía el triple de agua y fertilizante que le corresponde.

Llegado a casa comento con mi padre que hay que llamar al mantenimiento a revisar esa válvula porque está rota y no se cierra. A lo cual contesta que si no la tendré abierta en manual… ¿Cómo?, ¿se puede abrir manual? ¿debería haberlo sabido?.

Vuelta a revisar, abres, cierras válvulas y todo lo que parece un grifo. Menos mal que esto es tecnología de MiG soviético, está hecha para manejarse con una maza. De repente una válvula hace click al cerrarla a mala leche y ¡zas! asunto arreglado.

A mi favor… realmente sí que había una válvula atascada. En contra… debía haber sido una de las primeras cosas que probara. :-/ Realmente no sabía para qué era esa válvula.

¡Y para colmo!, hice la paella salada. Mi madre dice que la paella sosa, para todos y la salada para el gato. También dice que si se te va la mano con la sal es que estás enamorado. La última vez que me pasó había algo de eso… ¿Será el karma insistiendo?

En resumidas cuentas, que creo que vamos a remontar la producción de besos del año que viene, pero igual nos salen menos de los que esperamos. A ver si al menos salen gordos. Os iremos informando.

Fotos de familia

Creeréis que la familia son sólo Agro y Punk, pero la nuestra es una familia comparable a la de los Alonso – Cebrián de la peli.

Aparte de los cerca de 600 árboles que cada uno es una familia entera llena de besos para repartir, hay muchos más que hacen cada día de primavera algo especial…

Estos días el campo huele a azahar, y la ciencia no descarta que el penetrante olor tenga algo que ver que repentinos alardes de locura que nos lleven a compartir los frutos de ese azahar con vosotros. A continuación el álbum familiar de esta gran familia.

Hablando de abejas, no os podemos describir por internet cómo huele el huerto, pero queréis oír cómo suena… Aquí tenéis un detalle:

Repartiendo Besos

Lo primero que queremos es daros las gracias  a todos por esta gran acogida, por compartir en las redes y aportar vuestros granito con las donaciones. Vuestro apoyo nos motiva aún más a seguir adelante con esta iniciativa.

Ya hemos superado las 100 peticiones de envíos gratis y por eso, este fin de semana, Agro y Punk nos vamos al huerto a recoger más de 500KG de Besos durante la Semana Santa. Los dos vivimos en Madrid y nos acercamos a Gandía normalmente cada 7-15 días.

Vamos a poner todas nuestras fuerzas para intentar recoger las naranjas y poder haceros vuestros envíos así que durante la semana, iremos actualizando en la redes cómo se desarrolla la labor de recogida y empaquetado de besos.

Nuestros planes son hacer un envío semanal, el de la semana pasada salió el sábado 6 y se entregó sobre el 9.

El lunes 15 Abril teníamos pensado realizar el siguiente envío, sin embargo nos hemos encontrado con dos problemas:

  1. No os hemos pedido los teléfonos por un tema de limitar los datos que os pedimos, sin embargo nuestro transportista, que hemos tenido que contratar al superar la capacidad de llevar a correos los paquetes individuales, nos pide un teléfono de contacto para acordar la entrega.
  2. Es semana santa y muchos de vosotros puede que no os encontréis en casa la semana pasada.

Por ello, tras mucho meditar hemos decidido postponer el envío del 15 al 21 y hacer las cosas bien. Vais a recibir un mailing pidiendo un teléfono de contacto por favor, responded. Montaremos los datos de envío esta semana y nos aseguraremos que el 21 sale todo con las máximas garantías y frescura. Sin que tenga que esperar en almacenes remotos.

El mejor sitio para una naranja es colgada de un árbol, no en un almacén de correos. Os mantendremos informados, mientras recogemos vuestros besos. Mientras os pedimos un poco de paciencia.

Mil gracias por vuestra comprensión. Sigamos compartiendo besos!
Gracias

Un dulce plan

¡Hola!

Todo empieza con un plan, a veces. En valencia tenemos un dicho para estas cosas: pensat i fet. Literalmente pensado y hecho. Si supiéramos lo que hacemos, probablemente no lo haríamos. Pero el mundo es de los inconscientes. Porque creemos en ese tipo de maravillosa inconsciencia humana que cambia conciencias y mundos, nos pusimos a esto.

Dos personas, una punk con la fe que mueve montañas y sueños de un mundo mejor y un agrofriki demasiado pagado de sí mismo y con ansias de dominación mundial, llamémosles, Agro y Punk, un huerto de naranjas y mucha perplejidad se encuentran en el big bang que una noche de Marzo aparece online como besosnaranja.es.

Perplejidad causada al analizar cómo los precios agrarios caen en origen a niveles ridículos para vivir en nuestro país. Perplejidad al observar cómo, entre otros motivos, esto se traduce en abandono del medio rural, no es casualidad que la mecha prenda la misma semana que vio la manifestación por la España vaciada.

Perplejidad al analizar que los precios a cliente final no bajan en consecuencia, y que tampoco nos falta qué comer, de lo que se deduce que la comida viene de otros sitios, muchas veces de la otra punta del mundo.

La parte agrofriki comienza a sentir en propias carnes esta situación cuando la mitad de la producción del huerto de naranjas que administra no encuentra comprador. No porque sean peores que otras… porque el comprador directamente no quiere comprar. Huertos mayores con mejor situación para competir, cuentan la misma historia… Cuando les preguntas porqué determinada variedad aún está en el árbol en Marzo cuando tendría que haber sido recogida en febrero, su respuesta es que a los compradores no les salía a cuenta recogerla. Los precios oficiales de la naranja en origen en valencia han bajado en un año a la mitad según la publicación de la lonja de cítricos

Variedad: Valencia late1 Abril 2019

MínimoMáximo
Cotización €/Kg:0.1880.259
Cotización €/@:2.4043.306
Variedad: Valencia late3 Abril 2018

MínimoMáximo
Cotización €/Kg:0.2820.423
Cotización €/@:3.6065.409

Las fechas están elegidas basadas en la fecha de hoy y una variedad que es típica de estar en su mejor momento en estas fechas.

Mientras tanto en un país riquísimo en producción agraria, nuestros supermercados e industria agro (zumos y derivados) se alimentan de productos traídos de remotos lugares donde la mano de obra es mucho más barata que aquí. Imaginad cuánto cuesta producir una naranja sudafricana que este año han tomado el mercado Español si sale a cuenta traerla desde allí. Para los curiosos, hay 8300km de distancia en linea recta desde Ciudad del Cabo a Madrid.

Mientras tanto las conversaciones entre quienes manejan el sector citrícola Valenciano van en la dirección de ¡qué bueno sería el mundo si pudiéramos vender naranjas a Rusia!

¡Naranjas españolas a Moscú y sudafricanas a Madrid! Para los curiosos… 3300km sólo hasta la Rusia más occidental, que luego, como dirían los Gomaespuma, luego hay Rusia para seguir.

Ésto produce un montón de preguntas que alimentan el estado de ánimo que nos lleva a iniciar este proyecto:

  1. ¿Cuánto CO2 se libera en la atmósfera trayendo de la otra parte del mundo comida que podemos producir perfectamente aquí?
  2. ¿En qué situación estamos si nuestra comida depende de seguir llenando el planeta de CO2 o traerla de países lejanos de cualquier modo que sea? Si perdemos la capacidad de alimentarnos y en el camino el valor de una gran parte de nuestro país que se dedicaba a éso precisamente, ¿estamos realmente en un mundo mejor?
  3. ¿Es el valor económico de las cosas la única medida de su valor?
  4. ¿No hay algo eminentemente mal en un sistema que permite lo anterior porque optimiza la cadena de valor?
  5. ¿Estamos optimizando lo que debemos o realmente esa optimización no refleja lo que realmente debemos hacer para llamar al resultado un mundo mejor?

Pues en esta situación mental Agro y Punk deciden lo que cualquier agropunk hubiera decidido: A veces hay que romper la baraja cuando el juego no te interesa.

Así surge BesosNaranja.es. Un beso debe ser dulce y gratis y así van a ser nuestras naranjas. Y ya improvisaremos el resto…

Ésa es la idea clave. Pero no la única. La inconsciencia es del mismo nivel que la que llevó a Linus Torvalds a crear Linux o a Mark Zuckerberg a crear Facebook. Cuando algo pierde su valor monetario, hay que crear valor de otra forma, ésa es la oportunidad. Y no, antes de que lo penséis, no queremos hacer nada con vuestros datos, salvo enviaros naranjas, Facebook es sólo un ejemplo de cosa que recibimos sin dar dinero a cambio por ello.

El mar de ideas que iremos implementando es generoso, y nos llevará al menos un año desarrollarlas pero por dar algunas ideas se centran en:

  • Modos novedosos de vender productos agrícolas mientras…
  • Se potencian modos sostenibles y más justos de operación o logísticos.
  • Se enlaza con formas alternativas de turismo que generen valor en los núcleos rurales afectados por la desaparición de los modelos de negocio tradicionales.
  • Hacemos este nuevo turismo eco-sostenible, justo y apartado de los modelos de masas que se extienden por nuestro país.…amores

Por ahora lo que necesitamos de vosotros… Que adoptéis a nuestras naranjas y nos deis a conocer. A quien lo desee y use los formularios de contacto en nuestra web le enviaremos 5Kg de naranjas, limones, pomelos, mandarinas de zumo o un mix, lo que nos digáis y mientras haya existencias. Nosotros corremos con los gastos. Para mayores cantidades, hacédnoslo saber y lo discutimos. Para envíos fuera de la península, tenemos que hablarlo.

Esta oferta la mantenemos para la temporada 2019, hasta el final de Junio 2019. A partir de entonces publicaremos nuestros nuevos planes. Esperamos que podremos mantener la naranja siempre gratis.

Los principios que definimos en nuestra página aplican:

  1. La fruta es libre, se ofrece a ti sin esperar dinero a cambio.
  2. A lo mejor necesitamos que nos ayudes con el coste de llegar a ti para encargos mayores de 5kg.
  3. Si nos ves por la finca… ¡Llevaoslas a casa!
  4. Queremos que sigan siendo libres por eso:
    1. No las vendas. Regálalas. Transmite la sonrisa, haz la vida dulce a alguien.
    2. Si las transformas en zumo, postres, etc, regálalos.
  5. Por favor, cuenta a todo el mundo dónde nos encontraste. Nos ayuda mucho con el plan que nos sigáis y publicitéis en vuestras redes sociales.
  6. Si de verdad, de verdad queréis colaborar económicamente, pulsad el botón de donación que aparece en este sitio.

Aunque como imagináis no tenemos forma de saber que seguís estas reglas, sinceramente, queremos que la confianza tenga una parte fundamental en este proyecto, nos fiamos.

A cambio os pedimos que nos publicitéis, que disfrutéis del producto, retwiteadnos, mencionadnos en vuestras redes, expresad vuestra opinión en el apartado de comentarios, mándanos un mensaje, nosotros lo publicaremos en la web.

Éso es todo por ahora pero continuaremos informándoos conforme añadamos funcionalidades y ofertas en la web.